5 de enero: Bosque de Arrayanes (península de Quetrihué)

Hola a todos!

Aunque nuestro viaje acabó os seguiremos contando todo lo que vivimos en nuestro viaje ;). Así pues continúo con la siguiente jornada!

Al día siguiente y tras un pobre desayuno incluído en el precio de la habitación (un bollo de pan con mantequilla y un café con leche), salimos rumbo al embarcadero desde dónde cogeríamos (que bien poder decir esta palabra sin tener que rectificar! :P) un barco.  Nuestra intención era  embarcar en él y realizar un viaje guiado por el lago y seguidamente visitar el bosque de arrayanes. Después volver caminando hacia el puerto, cruzando toda la península (13 km).

Cómo no! tuvimos que pagar la enésima entrada a un parque nacional que a su vez estaba dentro de otro parque nacional! Anda que no complican las cosas :P, en fin… Esta vez nos hicimos pasar por argentinos de Mendoza  para pagar menos por la entrada al parque 😉 que nos costó 8 pesos, ahorrándonos 22 pesos. En precio del viaje en barco era de 93 pesos más la tasa de embarque, en total 95 pesos.

Según nos dijeron tendríamos una buena guía en el barco y nos explicaría un montón de cosas. Si era buena no lo sé, eso sí, se hartó de contarnos curiosidades pero… de las casas que habían contruido por los alrededores del parque Nacional! O_O’ Sin comentarios…  ¬¬’ De todas formas Nani se encargó de hacerle algunas preguntas referente a lo que realmente nos interesaba ;).En 45 minutos llegamos al puerto de la península, donde empezaba nuestro trayecto a pie.

Entrada al bosque de los Arrayanes

La guía nos acompañó durante media hora más, que es lo que dura el circuito habilitado para visitar el bosque de arrayanes. No os lo conté, pero lo que hace especial este bosque es precisamente eso, que sea un bosque. Según nos contaron el arrayán es un arbol que normalmente crece aislado en pequeños grupos en forma de arbusto y puede a llegar a medir unos 5 metros. Sin embargo aquí los llegan a los 20 metros y forman un bosque prácticamente formado sólo por esa especie de árbol. Nos contaban que solamente había dos bosques de este tipo y que ambos se encontraban en el lago Nahuel Huapi, uno en la isla Victoria y el otro en la península Quetrihué.

Bosque de Arrayanes

Después de la visita guiada, nos invitaron a un chocolate caliente incluído en el viaje en la casita de té que había en el bosque, un lugar muy cuco dada su situación en medio de aquellos árboles.

Casita de té

Con el chocolatito en el cuerpo, empezamos nuestro camino atravesando la península. El lugar tenía mucho encanto con bosques de  enormes cohíues y lengas.

Nani posando

Algo que nos llamó mucho la atención fue que para ser un parque Nacional protegido y todas esas cosas, se notaba muchísimo la mano del hombre en el lugar, montones de árboles cortados por donde pasarás e incluso había una casa privada de alguien (con mucha pasta seguro) con un montón de hectáreas en medio del espacio protegido :S. En fin, el camino invitaba a hacer fotos freaks e incluso pudimos ver gnomos 😛

...y vienen de Trabubulandia

Depués de unas 4 horas de caminar llegamos al coche. Desde allí nos dirigimos hacia San Carlos de Bariloche, donde haríamos noche. El hotel, Hostería Santa Rita era un lugar de ensueño situado a las afueras de Bariloche, al pie del enorme lago y con unas panorámicas espectaculares (los 300 pesos que costó así lo valían).

Pano desde el hotel

Tras descansar fuimos a cenar al centro, a un lugar muy recomendable, el Boliche de Alberto. Si lo que quieres es un buen bife de chorizo este es tu sitio. El lugar es muy recomendable y por 19 pesos comes un bife que estaba exquisito! Como a las chicas eso de la carne no les llamaba mucho la atención hicieron el descubrimiento del siglo para ellas. Encontraron la chocolatería Mamuschka, según las guías la mejor chocolatería de Bariloche. No creo que se equivocaran, estaba todo bueno (y lo dice uno al que no le gusta).

Nani, Cati y la chocolatería

Tras esto nos fuimos a dormir, al día siguiente cogíamos un avión rumbos a nuestro próximo destino: El Chaltén. Ya os contaremos qué tal fue la cosa. De momento me despido de vosotros ;).

Un abrazoo!!

El Calavera Team cenando

Anuncios

Un comentario en “5 de enero: Bosque de Arrayanes (península de Quetrihué)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s